Abdominoplastía

Abdominoplastia

(Lipectomía)

Es conocida también como lipectomía abdominal, es un procedimiento para mejorar el contorno de esta área al retirar el exceso de piel y de tejido graso de la parte baja, eliminando así estrías al estirar la piel. También se repara la pared abdominal amarrando los músculos rectos abdominales y los oblicuos, lo cual ayuda a definir la cintura y aplanar el abdomen.

La longitud de la incisión de la abdominoplastia dependerá del exceso de piel de cada paciente,  y su ubicación será en el pliegue abdominal inferior, por lo que  fácilmente se pueda ocultar con bikini o ropa interior.

Esta cirugía ofrece al paciente la oportunidad de cambiar su abdomen de manera notoria para armonizarlo con el resto del cuerpo. La ventaja más grande de la abdominoplastia es que sus resultados pueden llegar a ser duraderos, incluso permanentes, si el paciente sigue las recomendaciones médicas que el especialista recomendó para acompañar el postquirúrgico y para su vida de allí en adelante.

En este procedimiento, el Cirujano Plástico realizará acciones como:

Unir los músculos abdominales que han estado separados y debilitados por embarazos, malas posturas, sobrepeso, etc. A esto se le conoce popularmente entre los pacientes como “el amarre de músculos”. El abdomen lucirá más firme y tenso, dando una apariencia de más fuerza. Se aplana el abdomen.

Eliminar el exceso de piel abdominal, ayudando a disminuir la apariencia de flacidez. Lipoaspirar la grasa en exceso que durante años se fue acumulando en el abdomen.

Eliminar las estrías que con ocasión de embarazos o sobrepeso se ubicaron por debajo de la zona del ombligo, ya que al realizar el corte de piel sobrante, estas cicatrices van a desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *